Vamos a vestir al Niño Dios

IMG_0532 MagapixEn México hay quienes sacan solamente la figura del Niño Dios para colocarlo el 25 de diciembre junto al nacimiento debajo del árbol de Navidad, sin embargo la tradición de muchos hogares marca que los Niños Dios llevan un peso espiritual importante durante todo el año.

IMG_0531 MagapixSi de casualidad alguien les regala una figura de Niño Dios, no deben despreciarla.  Es de buena fortuna tener un Niño Dios en casa. Hay quien afirma que hay que fijarse en la expresión de su carita para saber si está feliz o triste y por supuesto, consentirlo al menos una vez al año comprándole ropa nueva en víspera del 2 de febrero.  Generalmente, el primer vestidito que tenga será blanco, como aquellos que las madres compran en los bautizos de sus hijos, y llevará accesorios como gorrito, sandalias, cuna o alguna sillita emulando un pequeño trono.IMG_0533 Magapix

Estos trajes se van cambiando de acuerdo a la “edad” de esta imagen que como les dije, para algunas familias va mucho más allá que un ornamento.  He aquí la importancia de los artesanos que se especializan en reparar estas figuras celestiales y ponerlas como nuevas, ya que habrá quien se rehuse a reemplazar su Niño Dios por muy maltratado que esté.

IMG_0573 MagapixPara saber la talla de su Niño Dios, hay que medirlo desde la cabeza hasta la punta del pie que está más extendido, y si están por comprar alguno, hoy en día los pueden conseguir en diferentes medidas y hasta variadas tonalidades de ojos y piel.

IMG_0570 MagapixIMG_0537 MagapixLa tradición de la romería de Talavera ha trascendido a tal punto que recientemente, los comerciantes de esta calle convirtieron unas bodegas en un gran sótano perfectamente adaptado para la venta de sus mercancías.  En Talavera, 23, seguro conseguirán indumentarias para Niños Dios con la comodidad de tener en un sólo lugar varias marcas especialistas en estos trajes.

IMG_0547 Magapix IMG_0566 MagapixLa demanda llega a tal grado que los diseñadores de estos atuendos tan especiales confeccionan uniformes de equipos de fútbol, santos, y hasta trajes típicos de chinelos o danzantes prehispánicos. Aunque los más populares son los que tienen un significado de abundancia, trabajo o hacen referencia a algún arcángel.

IMG_0587 Magapix IMG_0535 MagapixYa que anden por aquí y para completar la tradición, les recomiendo que vayan a probar los tamales en Roldán 37, un restaurante de comida mexicana que les va a encantar.

IMG_0590 Magapix IMG_0599 MagapixY si quieran conocer juguetes artesanales, como aquellos con los que jugaban nuestros padres y abuelos, visiten un pequeño pero repleto negocio en Manzanares 25, donde los atiende personalmente su dueña, la encantadora Doña Juanita.

Casa Virginia

IMG_2570Por mera casualidad conocimos esta casa convertida en restaurante de la colonia Roma. Suave música de fondo, cálida luz de ambiente y la atención es muy amable pero nada formal, como si llegaras a la casa de una tía consentidora.  Pan casero suave y poroso (mi perdición) en la mesa y algunos aperitivos en lo que miras la carta cuyos platillos van cambiando de semana a semana.

Es uno de esos restaurantes en los que quieres probar todo por la combinación de sabores e ingredientes que con esmero van a parar a tu mesa.  Las porciones son abundantes, así que no pidas de más… ¡Buen provecho!

IMG_2569

Casa Virginia

Monterrey, 116

Col. Roma

México, D.F.

Casa de té

Andábamos en busca de un cafecito para pasar la tarde pero cambiamos el rumbo al topamos con una casa de té muy acogedora y con ambiente europeo: Theodor.

IMG_2106 MagapixLa cuidada decoración del lugar con referentes parisinos, salpicados de detalles y fotografías de divas del cine invita a quedarse a curiosear un poco mientras esperas la carta, que contiene una variedad de tés de todo tipo: negros, rojos, verdes…

Mi preferido siempre ha sido el verde de jazmín, así que pedí uno y me trajeron una tetera de cristal muy mona con la infusión muy suave y aromática.

Son recomendables también las mezclas que vienen con leche, pero hay de acuerdo a todos los gustos y paladares.  Pregunten por los macarrones y los panes de viaje para acompañar su té porque no vienen en la carta.

IMG_2104 Magapix

Theodor

Temístocles, 24

Col. Polanco

México, D.F.

Café Equis

El Café Equis es uno de esos negocios de antaño que abrió sus puertas en los años 30 del siglo XX; aún conservan su molienda y llevan celosamente una lista de clientes distinguidos.

IMG_3693

Aunque gran parte de la clientela más antigua desapareció tras el terremoto que azotó a México en 1985, este expendio persiste a través de los años, con todo y su decoración de vidrios coloreados con papel aluminio.

IMG_4045Y es que los anaqueles que enmarcan los nombres de los distintos tipos de café y sus lugares de origen son un trabajo artesanal hecho en los años 50.

IMG_3708_Magapix

Café Equis prepara mezclas con granos traídos en su mayor parte desde las mejores fincas de México y las vende por kilo, principalmente a restaurantes, hoteles, bares, hospitales y hasta corporativos internacionales.

IMG_3695 Magapix

Aquí no hay mesas, pero cualquiera puede disfrutar de una taza de café con la mezcla de la casa, pues también tienen una moderna máquina, que aunque desentona un poco con todo el entorno, no te quedas con el antojo de probarlo, después de percibir ese seductor olor que despierta tu sentidos.

IMG_3313 Magapix

Café Equis

Roldán, 16

Centro Histórico

México, D.F.

Adiós, Mariachi Loco

Parece que el Mariachi ya no se va a poner tan loco a partir del 25 de octubre, porque comienza a regir la prohibición de vender bebidas alcohólicas en las calles de la modernizada Plaza Garibaldi.

A ver si la gente que acude a esta zona para divertirse al aire libre, se conforma con una noche abstemia o mirando el desangelado Museo del Tequila y el Mezcal.

Y es que con esta nueva disposición, se acabaron los “botelleros”, que eran quienes proveían de una o más copitas a quienes la economía no les daba para meterse a los  bares y cantinas de los alrededores, que seguirán vendiendo su variedad de alimentos y bebidas como hasta ahora.

Este fin de semana será el primero que probará esta nueva disposición. Y será de verdad una prueba,  porque son justo los viernes y sábados cuando la actividad es mucho más intensa… para todos los gustos y posibilidades.

De paseo por Puerto Vallarta


Se acabaron las vacaciones y con ellas el recorrido por uno de mis sitios favoritos para pasar el verano:  Puerto Vallarta.

La visita obligada es el malecón que  se ha ido adornando con esculturas de bronce de artistas nacionales y extranjeros, quienes han encontrado aquí un lugar de exhibición para sus obras, especialmente desde que el Malecón se convirtió en una calle peatonal.

Si van por ahí prepárense para toparse con personajes de este y otros mundos, rescatados de la imaginación de escultores que hicieron del Malecón el espacio ideal para caminar entre magos, enamorados, delfines, quimeras y hasta alguno que come piedras.

Sin embargo la figura que desde los años setenta ha sido el estandarte de la ciudad es el Caballito de Mar.

Hay infinidad de sitios para comer o tomar algo sobre el Malecón, pero nosotros fuimos hacia las calles empedradas, alejándonos un poco del mar, para buscar el Café des Artistes y comer algo bajo gotas de cristal.

Hoy este pueblito costero amplía su oferta turística del lado de la Riviera Nayarit, mejor conocido como “Nuevo Vallarta”, donde  grandes consorcios turísticos están apostando a desarrollar una gigante y sofisticada opción para quienes viajan hasta aquí.

Lo cierto es que aún con todos los servicios y atractivos precios, -que son más bajos mientras más lejos están del centro de la ciudad-, las visitas al Malecón, la Zona Romántica y la Marina son insustituibles, a menos, claro que vengas a Puerto Vallarta para sumergirte en un all inclusive y no asomarte más allá de las puertas de tu hotel.

Aunque sería una pena, porque Puerto Vallarta tiene mucho para conocer.  Ya sea que vayas en plan familiar, con amigos o en pareja.

Muy recomendable pasar por la oficina de turismo que está justo frente a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, donde son muy amables y ofrecen orientación actualizada y gratuita de las actividades recreativas que se pueden disfrutar en el  fascinante Puerto Vallarta.

Un café, mil historias…

Mucho se habla de lo pintoresco del Café Tortoni, su arquitectura, su decoración y las personalidades que han visto pasar con él, la Historia misma de la ciudad de Buenos Aires.

Pero aquel refugio con ambiente de siglo XX guarda los relatos de quienes iniciaron su historia entre esas paredes; esas memorias permanecen selladas en cada rincón como parte del mobiliario.

Los secretos del Café Tortoni sólo se alcanzan a escuchar entre susurros y una buena dosis de encanto, al disfrutar este imperdible lugar en la capital porteña que parece detener el tiempo en un espacio muy particular.
Avenida de Mayo, 825
Buenos Aires, Argentina

Chapultepec para todos

La tranquilidad de la Casa del Lago parece contrastar con la algarabía y color con que se ilumina Chapultepec los domingos.

Familias enteras planean el día para ir a dar un paseo por este parque legendario que tiene diferentes atracciones para grandes y pequeños.

En esta primera sección del Bosque de Chapultepec hay diferentes cosas  que hacer para todos los gustos y posibilidades.

Es atractivo incluso para aquellos que solo quieren ir a caminar por los bulliciosos senderos tapizados de puestos con los más coloridas posibilidades para comer, jugar, o entretenerse.

Chapultepec vibra cada domingo pero está vigente siempre

en su México que lo ha visto desde hace siglos hasta transformarse en lo que es hoy.

Dos bebidas y dos botanas típicas de México

La comida mexicana es vasta,  rica y  variada de acuerdo a la temporada, región y gustos.  Alguien me pidió que le recomendara sólo dos cosas para comer típicas de México y fáciles de encontrar.

Uf!! Me la pusieron difícil porque personalmente me gustan muchos platillos que sólo aquí se encuentran, además me tomé la libertad de poner dos cosas de comida y dos de bebida (a  ver si están de acuerdo mis compatriotas) pero he aquí mis recomendaciones:

Ensalada de nopales.

Los nopales son nutritivos, ligeros y típicos de nuestro México. Lo difícil es encontrarlos en otro lado.  Los nopales siempre se destacan por su consistencia suave y aunque pueden mezclarse con muchas cosas, una ensalada fría de estas plantas silvestres revuelta con otras verduras es muy sabrosa.

Algo que se sirve en cualquier restaurante típico del centro de México, son las dos salsas más socorridas para aderezar platillos y botanas tradicionales mexicanas:

Salsa verde y salsa roja.

Para el visitante es una aventura culinaria que no debe pasarse por alto.  Eso sí, hay que tomar algunas precauciones antes de probarlas, como tener a la mano una jarra de agua con hielos por ejemplo….  No hay que perderse la experiencia de saborear aunque sea unas gotitas de cada una, servidas en una tortilla o en un totopo.  Generalmente la roja es la más picante.

Tanto los nopales como las tortillas con salsa son sólo un entremés, ya depende del gusto de cada quien o las recomendaciones del lugar, lo que se escoja para el segundo tiempo.

En cuanto a las bebidas, la primera que recomiendo es:

El Tequila.

Aunque tequila hay casi en todo el mundo, hay dos variantes que son difíciles de encontrar en otro lado y esas son el reposado y añejo, ambos mucho más ricos y menos fuertes que el tequila blanco, que generalmente es el que se comercializa en el exterior.

Una oportunidad para probar el tequila en el país que lo ve destilar desde hace casi cuatro siglos vale la pena.  Lo típico es que venga acompañado de otro vaso con “sangrita”, limón y sal.

Ya por último y no por eso menos importante, mi favorito:

El café de olla.

Recomendable por su sabor a México. Así como viene servido está listo para tomar. No es necesario endulzarlo más porque viene preparado con piloncillo y canela que le dan un sabor azucarado muy peculiar.

Se llama café de olla porque su elaboración se hace en una olla de barro y se sirve bien caliente en un jarrito del mismo material.   Puede tomarse a cualquier hora del día y  el sabor es mmmm…. exquisito.    ¡Buen provecho!

Niños en la Costanera

Un lugar imprescindible de ver en Buenos Aires es la Costanera.  Definitivamente es ideal para ver el atardecer, familias pescando o niños correteando por ahí.  Muchos turistas no había, uno que otro nada más.  Será porque dicen que no es muy seguro que digamos a altas horas de la tarde. Pero la belleza de este sitio vale la pena para ir a tomar al menos alguna bebida helada que mitigue el calor intenso de Capital Federal en los días de febrero, cuando el sol ya cae rendido de tanto alumbrar.

Estos nenes andaban de un lado a otro, juntos para acá y para allá, con una energía que parecía interminable!! y de pronto se asomaron  hacia el río como si fuera ese el sitio para recargar batería.  Ellos sin “remera”, como le dicen allá a las camisetas… ellos sin remera y sin pensar en mañana, solo viviendo ese momento.

Image