La Quema de Judas

IMG_9033 Magapix¡Toda una experiencia haber ido a la Quema de Judas!  Les advierto que no es apto para cardíacos, por si planean ir el año que entra (se hace sólo en Sábado de Gloria).  Los estruendos de la pirotecnia hacen saltar a cualquiera y una onda expansiva vibra cada vez que estallan los “diablitos”… y no estoy exagerando.

IMG_9067 MagapixIMG_9096 MagapixEsos Judas/diablos o representaciones del Mal están hechos de cartón y son ataviados con lazos de pirotecnia.

IMG_9238 MagapixArtesanos mexicanos se dan a la tarea de preparar figuras de todos los tamaños con representaciones insospechadas.  Los políticos difícilmente se salvan de ser los modelos para estos muñecos fumadores de explosivos, pero también se encuentran  deportistas, extraterrestres, criaturas demoníacas y personajes de dibujos animados.

IMG_9143 Magapix

IMG_9052 MagapixIMG_9210 MagapixAntes de colgarlo en medio de la calle, la gente corre a ver de cerca al protagonista de la siguiente quema.  En sólo un par de minutos está listo.  La gente vuelve a correr, pero esta vez para resguardarse del estallido.

IMG_9178 Magapix

IMG_9267 Magapix

IMG_9126 MagapixTodo esto ocurre en calles cercanas al Mercado de Sonora, afuera del taller de la familia Linares, famosa en México por ser los creadores de los alebrijes.

IMG_8981 MagapixIMG_8980 MagapixAsisten personas de todas las edades, que aunque saben que sus sentidos van a retumbar, no se quieren perder esta tradición.

IMG_9230 MagapixIMG_9223 Magapix

IMG_9034 Magapix

Quema de Judas

Oriente, 30 Número 251-A

Col. Merced Balbuena

México, Distrito Federal

Las palmas benditas

IMG_8911 MagapixEl Domingo de Ramos es el día en que los fieles católicos llevan sus ramas de olivo  a la iglesia para bendecirlas.  En los hogares donde haya una palma bendita, hay protección divina y el recuerdo del pasaje bíblico de Jesucristo entrando a Jerusalén.

IMG_8858 MagapixIMG_8865 Magapix

Para conseguir una palma recién salida de las manos maestras de artesanos mexicanos, hay que ir a las calles de Santa Escuela y San Simón, en el centro de la Ciudad de México.  Aquí llegan desde otros estados de la República  estos artistas de las manualidades, que con rapidez crean diferentes tipos de imágenes, especialmente crucifijos, advocaciones religiosas y símbolos de abundancia y buena fortuna.

IMG_8915 Magapix

Aún cuando la materia prima puede ser agresiva con la piel, pues los bordes de la hoja de palma cortan como una navaja afilada, estos tejedores se las ingenian para poder hacer sus creaciones en muy poco tiempo y con una habilidad envidiable.

IMG_8861 MagapixIMG_8874 MagapixY así deben hacerlo si quieren vender lo más posible, ya sean diminutas figuras o representaciones de más de un metro de altura.  Es impactante no sólo el resultado de semejante trabajo, sino los bajísimos precios de estas obras de arte que esperan la bendición de la misa del domingo, que marca por cierto el inicio de la Semana Santa.

IMG_8925 MagapixIMG_8882 MagapixLos alrededores del Templo de la Soledad y la Santa Cruz se llena de estos trabajadores, quienes con mucha disposición reciben a todos aquellos que participan en la expresión de fe en los ritos de las festividades católicas de la Semana Mayor.

IMG_8888 Magapix

IMG_8914 Magapix

Templo de la Soledad y la Santa Cruz

Santa Escuela, 16

Centro Histórico

Delegación Venustiano Carranza

México, Distrito Federal

Los Niños Dios

IMG_7479 MagapixPara algunos, la Navidad y la llegada del Niño Dios del 2012 es historia y hasta es parte ya del álbum de recuerdos del año pasado.  En cambio, para algunas familias de México, la imagen de ese bebé que arrullaron el  25 de diciembre, va más allá de una representación escultórica que queda guardada hasta el próximo mes de diciembre.

IMG_7493En miles de hogares mexicanos, esa pequeña figura que conmemora el nacimiento de Jesús, aún tiene que celebrar la fiesta de la Candelaria el próximo 2 de febrero, (que es el día que representa el término de la cuarentena de la Virgen María) y para ello, aún hace falta vestir a ese bebé Dios y bendecirlo, para después tenerlo en un lugar especial de la casa.
IMG_7516 MagapixEn esta época del año, casi un millar de comerciantes se reúnen en la romería de la Plaza Alonso García Bravo, en la Ciudad de México, para ofrecer sus servicios y productos para los que buscan ropas y accesorios para sus niños Dios. IMG_7558 MagapixIMG_7534 Magapix

IMG_7526 MagapixTambién a lo largo de la calle Talavera, vendedores y artesanos atienden a personas de todos los rincones del país que buscan sencillos ropajes o elegantes y elaborados atuendos.

IMG_7543 MagapixHasta catálogos hay para quienes no se deciden por la prenda que lucirá su niñito Jesús y son los mismos comerciantes quienes van ampliando los diseños año con año.

IMG_7483 MagapixIMG_7508 MagapixIMG_7533 MagapixAunque la mayoría de los atuendos que se ofrecen venera a santos o imágenes católicas, hay también vestuarios especiales para quienes quieren ver a su equipo de futbol ganar, o para los se aferran en alcanzar un sueño.

IMG_7587 MagapixIMG_7575 MagapixIMG_7529 MagapixIMG_7581 MagapixSi tuvieron la suerte de sacar el muñequito en la rosca y se preguntan si habrá vestimenta miniatura en esta romería, pues si, aquí seguro la van a encontrar.

IMG_7562 MagapixY no sólo eso, si por alguna razón, su imagen  está averiada, vieja o despostillada, hay artesanos que se dedican exclusivamente a reparar con maestría y rapidez a los Niños Dios para dejarlos como nuevos…

IMG_7511 MagapixIMG_7513 Magapix

IMG_7545 Magapix***Hago una especial mención para Luisa Cortés, vecina y cronista del barrio de la Merced, quien está siempre dispuesta a promover y difundir las tradiciones que afortunadamente aún subsisten en esta colonia llena de contrastes y memorias.  Aquí la vemos en un recorrido dedicado a los Niños Dios.IMG_7509 Magapix

Día de Muertos

El 2 de Noviembre es el único día del año en el que se les da permiso a los muertos para venir a convivir con quien fuera su familia.

Sus almas acuden a disfrutar de aquella comida y bebida que se les ofrece con fervor a través de las ofrendas; a escuchar canciones, oraciones y anécdotas; a observar las sonrisas y algunas lágrimas que se les dedica este día.

Esa es una de las tradiciones que existen en México (y sí la creo!).  Así que fuimos con amigos a visitar San Pedro Tlahuac para vivir esta oda a la muerte y vimos algunas maneras de festejar esta noche.

Hubo quien se atavió como toda una catrina experimentada, algunos más con atuendos de danzantes regionales, pero con un toque propio del folclore del Día de Muertos.

Otros iban disfrazados de demonios o lloronas y el ambiente estaba más cerca de lo festivo que de lo lúgubre.

Aún pasada la media noche las calles  estaban abarrotadas de puestos de comida, y dentro del panteón,  las veladoras iluminaban tumbas y mausoleos repletos de flores, al son de distintos cánticos y murmullos que rompían la paz característica de un camposanto.

Gente de todas las edades disfrutaba de esta noche mientras nosotros pasábamos a lo largo de diferentes ofrendas.

De pronto, una de las familias que velaba a sus difuntos alrededor de una olla de café caliente nos invitó a unirnos a ellos.

Con un poco de vergüenza por la intrusión, nos quedamos a departir un ratito con ellos. La pasamos tan bien, que se nos olvidó  que íbamos a vernos con los demás amigos a la salida del cementerio.

¡Qué sorprendidos quedamos con la amabilidad de estas personas!  Estuvimos encantados con su charla, la sencillez y como, sin conocernos, compartieron con nosotros viejas anécdotas de sus seres queridos a quienes visitan año con año en este mismo lugar.

Tlahuac no sólo conserva las tradiciones mexicanas.  También atesora esa hospitalidad en su gente que te recibe con brazos abiertos, dejando un buen sabor de boca en estas fechas que, además, nos recuerdan aquella barca que algún día tendremos que tomar sin camino de vuelta.

Chapultepec para todos

La tranquilidad de la Casa del Lago parece contrastar con la algarabía y color con que se ilumina Chapultepec los domingos.

Familias enteras planean el día para ir a dar un paseo por este parque legendario que tiene diferentes atracciones para grandes y pequeños.

En esta primera sección del Bosque de Chapultepec hay diferentes cosas  que hacer para todos los gustos y posibilidades.

Es atractivo incluso para aquellos que solo quieren ir a caminar por los bulliciosos senderos tapizados de puestos con los más coloridas posibilidades para comer, jugar, o entretenerse.

Chapultepec vibra cada domingo pero está vigente siempre

en su México que lo ha visto desde hace siglos hasta transformarse en lo que es hoy.