Los dinosaurios de Santa María

IMG_1594MAGAPIX

El Museo de Geología de la UNAM tiene una gran colección de piedras de materiales fascinantes y hasta pedazos de meteoritos, pero lo que no todos saben es que guarda unos de los primeros fósiles de dinosaurios y una representación de un colosal mamut en su sala principal.

Al llegar y subir los escalones de entrada, fueron muchos recuerdos de mi niñez los que vinieron a mi mente, pues el primer museo que conocí en mi vida ¡fue éste!  Incluso mis fotos grupales de la escuela primaria fueron precisamente en esas escalinatas, así que después de que mi comité familiar aprobó mi plan de venir a ver Ciencias de la Tierra, emprendí un pequeño viaje muy particular en el tiempo al desempolvar memorias entrañables.

IMG_1586MAGAPIX

Todo está casi como lo recuerdo, la imponente reconstrucción de los huesos del mamut continúa siendo la atracción de bienvenida del museo, la estructura bastante bien mantenida, los pisos de azulejo y parquet, los faroles y las dos rampas de escaleras forjadas de  hierro, solo que en estos días, ya no hay acceso al primer piso más que en los recorridos especiales de las Noches de Museos.  

IMG_1572MAGAPIXTienen el fósil de hace 70 millones de años del primer dinosaurio tipo boca de pato, que fue el primero que los técnicos de la UNAM recolectaron y armaron para su exhibición. Son impresionantes los tamaños de armadillos prehistóricos y los primeros caballos y elefantes.

IMG_1601MAGAPIX

Por suerte no defraudé a mis invitados y estaban fascinados por ver tan interesante museo, que además se recorre muy a gusto al ritmo de mi par de pequeños incansables.

Una sala que antes no existía es la que está en el subsuelo. Así que no te vayas sin ir a esa sala subterránea donde hay una exposición interactiva de la evolución de los planetas que es muy al estilo de Universum, donde no sólo se exhiben cosas interesantes, sino que los niños pueden experimentar con consolas y diferentes estaciones y maravillarse con los primeros años del planeta Tierra, la formación de los continentes y hasta la destrucción de la era de los dinosaurios.

IMG_1617MAGAPIXEstábamos casi listos para irnos a comer, soló que venir a la Santa María sin visitar el hermoso Kiosco Morisco y entrar un rato para verlo desde todos los ángulos, es impensable.  Simplemente, nos cruzamos y recorrimos este hermoso ícono hasta que al grito unísono de “¡Tenemos hambre!”, tuvimos que irnos de ahí.

Museo de Geología de la UNAM

Jaime Torres Bodet, 176

Col. Santa María La Ribera, CDMX

Anuncios

Con cerveza no hay tristeza

Una de las bebidas alcohólicas más populares en México entre los jóvenes -y no tan jóvenes-, es la cerveza. De acuerdo a la experiencia de un bar tender en el Mercado del Carmen en San Angel, Ciudad de México, las mujeres eligen tomar cerveza oscura y amarga, mientras que los hombres prefieren sabores más frescos y optan por la cerveza rubia.

En general, dicen que clientes antojados de cerveza llegan solicitando tres cosas principales:

1) La que pegue más fuerte (que contenga más porcentaje de alcohol),

2) La que sea más refrescante o,

3) La más ligera.  Pero si quieres experimentar a deleitarte con una cerveza, la cosa no es tan simple.

Los gustos personales de sabores y densidades es importante tenerlos en cuenta, porque eso de pedirlas “en botella o en tarro” es lo de menos, pues hay más de 500 variantes de cerveza artesanal, y si quieres que tu experiencia sea lo más agradable y gourmet posible, hay que ver con qué otros sabores de comida quieres combinarla.

Aunque en los últimos años la cerveza artesanal ha tomado un auge muy importante, aún está lejos de competir con las marcas industriales, sin embargo, la buena noticia es que hoy 17 de mayo 2018, abre sus puertas la primer maltearía independiente en México, en la ex Hacienda San Antonio Virreyes,  Puebla, que abastecerá a productores de cerveza artesanal en México.

Industrial o artesanal, la cerveza es una bebida deliciosa y que además tiene una historia detrás, pues hay quienes aseguran que su origen se remonta a la historia misma de la humanidad, siendo de las primeras bebidas fermentadas que se conocieron. 

En México, incluso antes de la conquista española, ya existían bebidas espirituosas previas a la cerveza como los aguardientes, pulques, chinguiritos, tepaches, vinos de caña o mesquite, ponches y algunos más con nombres impronunciables como la chicha, la zambubia y el tesgüino. 

Pero la primer fábrica del continente americano, se fundó precisamente en México (cuando su nombre era Nueva España) y con el permiso del emperador Carlos V, el empresario sevillano Alonso de Herrera fundó un primer un establecimiento cervecero en el año de1544.

Siglos han pasado desde entonces y actualmente la cerveza no sólo representa uno de las bebidas con infinidad de variantes, densidades y sabores, sino es una de las industrias que promueven la cultura y turismo nacional y aunque en diferentes países se le hace honor a la cerveza en diferentes fechas, el Día Internacional de la Cerveza se instituyó el 4 de agosto.

En México los precios pueden variar entre 45 y 100 pesos y hay cervezas artesanales de producción nacional o importada.  Y algo que te aseguraran los que venden esta bebida es que si te animas a probarla: Con cerveza no hay tristeza.

El Rincón de las Solteronas

Hay un club de solteronas y no fui yo la fundadora… aunque hace unos añitos mis hermanas que seguro no me dejarán mentir, juraban que me iba quedar para vestir santos porque no veían claro para cuándo me iban a sonar las campanas dando el “sí” junto el altar….  A lo mejor si hubiera sabido de la existencia de este rincón de solteras para poner un San Antonio de cabeza me daba una vuelta, pero ¡no! me enteré hace poco que existe y está en México.

Y es que si hay rituales para proteger el aura de envidias, mal de ojo, o limpiar la energía de inimaginables cosas que la gente busca ahuyentar en su vida, también hay ritos muy especiales para atraer el amor. Los famosas escénicas de pachuli, de “ven a mí” o directamente bañarse de pies a cabeza con menjurjes y una gran dosis de fe, juegan un papel importante para que lugares como el Mercado de Sonora sigan atendiendo a muchas personas con toda la esperanza y convicción de que sus deseos van a cumplirse.

El Mercado de Sonora tiene todo eso y más, pero el Rincón de las Solteronas está en otro lado.

Hay que hacer primero un viaje a la bella ciudad michoacana de cantera rosada: Morelia.  Si ya vives ahí y quieres probar suerte para ver si encuentras por fin un amor que te haga piojito, pues no dudes en ir al Restaurante San Miguelito, donde vas a encontrar no uno, sino 800 San Antonios y todos están de cabeza.

Así que si sientes que ya te llegó el momento en que quieres buscar el amor con una ayudita de fuerzas esotéricas o palancas del más allá, pero te da cosa la cuestión de la santería, San Miguelito te va a gustar. A parte de que está muy lindo el lugar, la comida y bebida son de lo mejor, seguro te la vas a pasar bien.

Ve decidido a hacer todos los rituales que te digan ahí mismo. Pregunta por el de las monedas, la veladora y las vueltas alrededor del San Antonio mayor.  Algo importante es escribir sin nada de vergüenza todas tus peticiones en el libro de visitas. Mientras más específico seas en cuanto a los requisitos que quieres que tenga tu pareja ideal, será mejor. Hombres y mujeres que han hecho esto y cuyas historias de amor se volvieron realidad, regresaron con foto a dar las gracias a este santo adorado y todos esos recuerdos permanecen en este pequeño espacio como prueba de que San Antonio si cumple.

Ahora que si te enteraste por este medio, hiciste el viaje, el rito y además te resulta, creo que  lo que corresponde es que también nos publiques una foto con tu adorado tormento para que mandemos muchos abrazos y aplausos virtuales por acá. ¿Te animas?

Inspiración

En la Ciudad de México tenemos espacios y museos de arte para aventar para arriba, pero al estar a la mano o por pensar que están tan cerca ¡no vamos! o no nos hacemos el tiempo para ir tan seguido como quisiéramos.  Al estar de viaje y saber que hay un deadline para volver a casa, intentas aprovechar lo más posible para conocer lugares increíbles y algo así me sucedió en el Museo de Arte Moderno de Manhattan.

El MoMA, aclamado por ser el lugar por excelencia para fomentar la creatividad, encender mentes y proporcionar inspiración cumple todas esas premisas y aún más.  No importa si eres un exigente y apasionado por el arte o, algo así como un observador entusiasta, definitivamente es una parada obligada en Nueva York.

Me emocioné mucho cuando en medio de la exposición “Being: New Photography” había una foto que al parecer la autora tomó ni más ni menos que en un museo ¡de México! Al ver la foto pensé que seguro fue en el Museo de Antropología… pero después dudé si habría sido más bien en Universum.

Junto a esta fotografía había una enorme y compleja explicación sobre el papel de los lentes y ángulos para retratar la realidad; los puntos de vista en que los fotógrafos deciden mostrarla y de paso, una reflexión sobre la percepción de la realidad en los primeros años del planeta Tierra en comparación con la actualidad.

Sofía Borges, originaria de Brasil, seguramente se inspiró en un viaje a Mexico para detonar su creatividad y crear su propia visión ahora expuesta en uno de los museos de arte más famosos del mundo.

Y como ella, muchos otros fotógrafos, pintores y escultores que tienen una idea van enriqueciéndola con influencias de sus propias vivencias y la expresan a través del arte.

Las salas de museos nos muestran mucho más que creaciones de artistas destacados, sus ideas y visiones del mundo.  Estos espacios nos enseñan también algo sobre nosotros mismos, incluso de nuestras preferencias como audiencia.

Me desmentirán curadores, expertos en arte o el propio personal que resguarda en cada sala pero siempre habrá autores más “populares” que otros.

Por ejemplo, mientras estuve ahí había cuadros que estaban casi sin espectadores, cuyos autores fueron grandes exponentes de la pintura y escultura, pero sus cuadros sin muchos ojos y sentidos respirando su creatividad… prácticamente estaban sin gente, mientras que otros gozaban de mayor audiencia.

La visión de algunos artistas tienen formas muy particulares de expresarse con las que simplemente no comulgamos y otros en cambio, nos vuelan la cabeza con su genialidad.  Pero ¿qué será lo que nos atrae más? ¿la obra en sí?, ¿un cuadro en particular? o, ¿las vivencias mismas de estos míticos autores?

Somos nosotros los responsables de interactuar con esas formas que nos presentan diferentes artistas que en épocas diferentes pudieron plasmar su creatividad.  Acudir a salas de museos es un buen ejercicio para la inspiración propia -y no porque éstas sean los únicos sitios para apreciar creaciones artísticas-, pero ya sea que estamos de viaje o en nuestra propia ciudad, estos espacios son ideales para conocer visiones de grandes genios del arte de todos los tiempos.

 

 

 

La calle de la Amargura

IMG_63241MAGAPIX-2Hay un dicho antiguo que dice que si te traen por la Calle de la Amargura es porque algún ingrato amor no te corresponde de la misma forma, pero en la Ciudad de México tenemos una vía empedrada en el barrio de San Ángel, que nada tiene que ver con ese dicho popular. Sábados y domingos sobre todo, la Amargura se viste de fiesta y es por eso que este sábado mi familia y yo decidimos ir desde temprano para pasear todo el día por este barrio tan colorido y siempre lleno de arte y exquisiteces que el paladar agradece.

IMG_61201MAGAPIX-3

Llegamos a eso de las 10:00 am y ya nos esperaban algunos amigos con un espléndido desayuno dentro de uno de los restaurantes de Amargura 17. Por fuera la fachada colonial color rojo no devela la fusión de la arquitectura moderna que esta plaza tiene en su interior.   A la entrada, no sólo están dos restaurantes con lindas terrazas, sino que hay en sus pasillos diferentes boutiques que venden entre muchas cosas, desde artículos de decoración, telas, cojines, antigüedades y regalos. Nos resistimos a entrar, solo porque moríamos de hambre y nuestros amigos estaban ya en la mesa.

IMG_61501MAGAPIX-2

La plática y las delicias matutinas transcurrían mientras el sol caía en los jardines con bugambilias junto a nuestra terraza. Se alcanzaban a ver algunos niños correteando alrededor de un estanque, donde unos peces dorados parecían jugar con esos pequeños desde el agua.

IMG_61401MAGAPIX-2

Como el día apenas comenzaba, después del último café latte nos fuimos a visitar una de las boutiques que invitan a quedarse a comprar todo lo que en ellas se ofrece. Nos gustaron mucho los adornos y artesanías mexicanas, los textiles con flores de colores chillantes que contrastaban con carteras de aplicaciones en blanco y negro; sin contar con unos medallones y camafeos que parecían antigüedades que sólo habíamos visto en películas de época. Casi a rastras nos tuvieron que sacar, porque la verdad no teníamos la menor intensión de irnos, pero lo cierto es que teníamos una cita con Diego Rivera y Frida Kahlo.

IMG_63211MAGAPIX-2

Recorrimos caminando algunas de las calles de esta colonia sureña de la Ciudad de México, admirando las mansiones que en algún tiempo, dicen que llegaron a ser casas de campo, allá por los años 30 del siglo pasado. Algunas de ellas, parece que eran muy típicas en su construcción y estructura de grandes espacios y terrenos, con patios centrales, un zaguán y jardines arbolados, como la Casa del Risco, en la esquina norte de la plaza San Jacinto. Es difícil imaginarlas hoy en día en medio del bullicio de coches y personas que serpentean cada calle intentando impregnarse de magia y sabor mexicano.

IMG_64041MAGAPIX-2Después de ver fachadas impresionantes y rincones pintorescos a nuestro paso, llegamos a la avenida Altavista, donde la antigua y deslumbrante Hacienda Goicochea, mejor conocida como Restaurante San Ángel Inn, nos indicaba que estábamos cerca de nuestro destino, sólo que teníamos que cruzar con mucho cuidado esa avenida donde los carros pasaban a alta velocidad.IMG_62231MAGAPIX-2

Entramos a unas de las casas más famosas de San Ángel, las tres creadas por el arquitecto y muralista mexicano Juan O´Gorman: La Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo y el propio estudio de O´Gorman.

IMG_62201MAGAPIX-2

Como llevábamos nuestras compras en bolsas, las tuvimos que dejar a la entrada de estas casas-museo. Nos explicaban que era muy importante venir lo más despojados posibles pues los espacios eran reducidos, así que muy amablemente nos invitaron a dejar nuestras cosas a la entrada para poder pasar.

IMG_62871MAGAPIX-2

Las casas de por si son ya un disfrute lleno de vibras artísticas de grandes genios, desde el mismo personaje que las construyó, hasta esta pareja de artistas mexicanos tan conocida en el mundo entero. Desde la entrada, todo huele a México, a tesoros e inspiración.

IMG_62471MAGAPIX-2

En su tiempo eran casas modernísimas que marcaron tendencia, despojadas de adornos y con mosaicos a la vista; los cactus que las separa unas de otras, son como un componente orgánico y referencial. Adentro del estudio de Rivera, esos Judas, calaveras y mascarones, que son parte de los objetos personales y obras exhibidos, hoy se antojan tan característicos de la artesanía típicamente mexicana.

IMG_62411MAGAPIX-2

Unida por un puente, está la casa estudio de Frida Kahlo, mucho más pequeña y despojada de objetos y recuerdos de ella. Tal vez una invitación tácita para conocer la Casa Azul en Coyoacán. Pero pasear por entre esos muros y estrechísimas escaleras fue bastante enriquecedor y un recorrido lleno de sorpresas.

IMG_62911MAGAPIX-3Uno de los guías que deambulaba sonriente nos retó a encontrar la firma del arquitecto O´Gorman con el año en que terminó la casa en algún rincón exterior de uno de los muros. Nos sentíamos niños jugando carreras y viendo literalmente de piso a techo los alrededores de la casa que nos explicaron además que era la “primera casa funcionalista de México”.

IMG_63201MAGAPIX-2

Para rematar con eso, el estudio del arquitecto O´Gorman, quien por cierto también era muralista y con fuerte influencia de Rivera y Kahlo, conserva un bosquejo de un mural que el mismo había pintado en una de las paredes y que afortunadamente se conserva en buenas condiciones. Estas casas que la UNAM restauró y convirtió en museos, para disfrute de visitantes nacionales y extranjeros, es una visita breve que vale mucho la pena.

IMG_63591MAGAPIX-2

Volvimos por nuestros propios pasos para regresar a la Calle de la Amargura. Mientras el sol de la tarde comenzaba a lanzar sus rayos tostados sobre nosotros, tomamos un helado y seguimos nuestra travesía por La Plaza San Jacinto, que a esta hora del día estaba aún más llena de gente, pero quisimos seguir recorriendo y admirar sus galerías, los puestos ambulantes con infinidad de cosas divinas e imaginar que no estábamos en la Ciudad de México, sino perdidos en algún pueblo mágico del centro del país.

 

IMG_64091MAGAPIX-2

Anécdotas de viaje

IMG_0637MAGAPIXNo todo es miel sobre hojuelas a la hora de viajar.  Es lindo conocer otros lugares y ver otras realidades, pero la verdad es que hay algunos detalles que aunque se convierten en anécdotas, de pronto no son tan agradables. Aquí les comparto una al llegar a NYC.

Mi esposo no es de México y aunado a eso, tiene visa de trabajo en USA así que cuando vamos de viaje para Estados Unidos obvio a él en un 2×3 ya le pusieron el sello de bienvenida en su pasaporte.  El tema es que yo saco mi pasaporte de MEXICO y bueno… ahí las preguntas interminables de qué hago ahí… y que ponga el pulgar derecho en su maquinita, ahora el izquierdo… ahora el dedo indice derecho… y también  el izquierdo, y así hasta poner los diez dedos de las manos.  Sinceramente, me dan ganas de poner otro tipo de huellas, pero no quiero que me trepen de vuelta en el siguiente avión a México. Igual ya sé que me sellarán mi pasaporte y me dirán “Welcome!“, pero la verdad, últimamente estoy predispuesta con el nuevo presidente de ese país.

¿Estaré mal?

IMG_0650MAGAPIXDe todos modos, ese detalle no mermó para nada la diversión en mi viaje y la fascinación por Nueva York con todo y sus ríos de gente.

IMG_0642MAGAPIXHace poco me sentí muy identificada con una cuenta que sigo en Instagram, que decía  que Nueva York no es para caminantes lentos ¡y es totalmente cierto!  Sobre todo en la Quinta Avenida donde todos van como si trajeran rieles.

IMG_0634MAGAPIX

Yo considero que camino rápido, pero después de unos días de estar allá y haber recorrido unas decenas de kilómetros, de pronto sentí que esas olas de gente me llevaban más rápido de lo que yo quería caminar, así que me subí unos minutos a unas escaleras justo en la esquina de la 53th St y Fifth Avenue y me aparté un momento de esa vorágine.

IMG_0649MAGAPIXEstuve ahí tomando algunas fotos y no de algo en particular, sino de la avenida, de las personas al pasar, de los camiones. Los escalones estaban vacíos cuando llegué, pero pronto se convirtieron en punto de reunión de varias personas.

IMG_0655MAGAPIXInvoluntariamente escuché una que otra conversación y es que estuve ahí casi diez minutos, pero en ese corto lapso de tiempo, se paró una familia  junto a mí a decidir dónde ir y ponerse de acuerdo, porque al parecer unos querían hacer una cosa y otros, se empeñaban en ir en dirección opuesta. Después, un grupo de turistas asiáticos (a ellos no les entendí mucho…) también subieron esas escaleras y parecían estar viendo una aplicación del celular.

IMG_0652MAGAPIXTambién un fotógrafo decidió irse justo al peldaño debajo de donde estaba yo a cambiarle el lente a su cámara y ponerle un transmisor en la zapata; más tarde, un grupo de adolescentes a los que también les latió ese espacio, se pararon un rato ahí para mirar hacia arriba y para todos lados.

IMG_0656MAGAPIXMe gustó ese pequeño respiro.  Creo que en la ciudad donde vivo no lo he hecho nunca eso de parar-para-ver.  En cierta forma al viajar puedes darte esos pequeños lujos. Observar un poco más… tal vez de espiar furtivamente a un grupo de personas que se cruzan en el mismo espacio y tiempo contigo y, aunque son absolutamente desconocidas, ahora también ya forman parte de tu viaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Oculus

IMG_0200Por fuera, es como un ave levantando las alas y por dentro como una moderna caverna de líneas curvas de acero y mármol blanco. Así es el Oculus de Manhattan, una estación de metro super sofisticada.IMG_0104

El arquitecto valenciano Santiago Calatrava fue quien diseñó este centro comercial y estación subterránea con una estructura ultra moderna que representa el renacer de la Zona Cero.

IMG_0199Pero el Oculus causó polémica desde su inicio y hasta la fecha.  El arquitecto Calatrava y su paloma “a punto de emprender el vuelo”, como él mismo la define, ha contado con opiniones favorables y muchas en contra, por el costo multimillonario de la obra  (4 mil millones de dólares de fondos públicos) y 12 años de construcción a cuestas.IMG_0181

Hay un acceso directo desde el One World Observatory hacia el Oculus y de inmediato, esta gigante escultura arquitectónica impacta desde ángulos diferentes.

IMG_0203Las dimensiones y el espectáculo visual entre las luces de los aparadores y publicidades conviven con la estructura de interminables líneas inmaculadas que contrastan con los apresurados transeúntes que van al mall o hacia alguna de las once líneas de metro que conecta esta monumental estación.IMG_0149

Se le ha comparado con el esqueleto de un dinosaurio, con conchas de almeja… ¡hasta con Pokemon le han visto semejanza!  Pero si se trata de hacer comparaciones, yo prefiero ver al Oculus como una imponente Ave Fénix levantando el vuelo y resurgiendo de entre las cenizas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una Piccola Cucina

IMG_0029Tengo que decir que me gusta Trip Advisor y lo uso bastante, especialmente cuando estoy de viaje y en esta ocasión fue gracias a esa aplicación que llegamos a Piccola Cucina, un restaurante italiano en Soho que la verdad nos gustó mucho, pero si es súper chiquito, tal como su nombre lo dice.

IMG_0014Medio muertos de hambre a deshoras porque no era la hora del almuerzo ni de la cena en Estados Unidos, serían más o menos las 5 de la tarde, y queríamos encontrar algo que estuviera cerca de nosotros y obviamente, que las opciones de la comida fueran buenas.  Encontramos este lugarcito de comida italiana que no nos decepcionó.  El servicio bastante veloz y aunque no teníamos reservación logramos tomar la única mesa que estaba desocupada.

IMG_0017En marzo, Nueva York aún es demasiado frío  y entrar a un lugar calientito, acogedor y con buena comida y bebida es un super plus.  Nos queríamos devorar la carta entera pero nos fuimos a lo seguro con ensaladas y pastas.  Entre la emoción de estar en Nueva York, la platica y los planes por delante, se nos fue pasando el tiempo pero nos dimos cuenta que la hora pico había llegado, porque el restaurante ya estaba a reventar y seguían llegando muchísimas personas que querían cenar ahí.

IMG_0024-2

A algunas de plano las mandaban a otro local, al parecer del mismo dueño, porque la cantidad de gente que se iba juntando era imposible acomodarla dentro de ese pequeño restaurant. Así que si quieren probarlo, si es recomendable que hagan reservación para que no les pase a lo que otros comensales que los sacaban con sus honores (y al frío) por falta de capacidad.

IMG_0016

Es muy probable que todo el ambiente, el bullicio y el espacio te recuerden a cualquier fondita italiana.  Para una cenita romántica está bueno aunque si no quieres que los de al lado se enteren de tu conversación, va a estar medio complicado porque las mesas están muy juntas unas de las otras, aunque supongo que es también parte del encanto del lugar.

IMG_0028

Piccola Cucina

196 Spring St, Soho

New York City

+1 646-478-7488

One World Observatory

 

skyscraper, rascacielos, wtc, usa, ny, nyc, lower manhattan

Tenía unos años de no venir a Nueva York pero a la parte del llamado Ground Zero o donde estuvieron las Torres Gemelas, no venía desde exactamente dos semanas previas al trágico 9/11.

En anteriores ocasiones deliberadamente no había querido pasear por Lower Manhattan y aunque en este viaje tampoco me animé a conocer el National Center Memorial and Museum, si fui con mi esposo a admirar la llamada Freedom Tower o One World Observatory, una gigantesca estructura que está erigida en una parte del original World Trade Center.

Este enorme rascacielos construido por el arquitecto David Childs es el edificio más alto de toda la ciudad de Nueva York y el sexto a nivel mundial.  El rascacielos más alto  es el Burj Khalifa y está en Dubai.

El mirador de One World Observatory es de 360 grados donde se puede admirar toda la ciudad desde el piso 102. Claro que hay ventanales más “ocupados” que otros, especialmente los que están justo frente el Empire States o los puentes de Manhattan y Brooklyn.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La virgen del metro

Virgen del metro IMG_3229-2

Si tienes buena vista y algo de imaginación podrás ver La Virgen del Metro, una singular muestra de que México sigue siendo un país rico en historias donde la fe es el principal ingrediente.

Esta imagen de la Virgen de Guadalupe apareció en junio de 1997 y actualmente se conserva un singular nicho/jaula que está justo a la salida del metro Hidalgo, una de las estaciones con más concurrencia en el Distrito Federal.

Virgen del metro IMG_3235La atención mediática y popular se volcaron entonces hacia esa parada de la linea 2 del metro, cuando un vendedor de dulces, un empleado de intendencia y una florista afirmaron que milagrosamente se formó la imagen de la Virgen Morena en una loza del piso, debido a filtraciones de agua.

Este descubrimiento fue difundido a nivel nacional, lo que generó mayor expectación entre los curiosos. Cientos de personas querían conocer la imagen para venerarla con flores, veladoras y monedas. Hubo incluso quienes se aventuraron a decir que era una señal divina de que algo malo iba a ocurrir en México.

Hoy en día, ya no se concentran multitudes como años atrás para ver esta supuesta aparición Guadalupana, pero sí hay quienes pasan a visitarla, unos con el fervor de siempre, otros se asoman con algo de escepticismo, y algunos más, ni siquiera la alcanzan a distinguir bien por el cristal que la protege.

Calle Zarco y Paseo de la Reforma (A un costado del Templo de San Hipólito)

Metro Hidalgo,

México, D.F.