Los dinosaurios de Santa María

IMG_1594MAGAPIX

El Museo de Geología de la UNAM tiene una gran colección de piedras de materiales fascinantes y hasta pedazos de meteoritos, pero lo que no todos saben es que guarda unos de los primeros fósiles de dinosaurios y una representación de un colosal mamut en su sala principal.

Al llegar y subir los escalones de entrada, fueron muchos recuerdos de mi niñez los que vinieron a mi mente, pues el primer museo que conocí en mi vida ¡fue éste!  Incluso mis fotos grupales de la escuela primaria fueron precisamente en esas escalinatas, así que después de que mi comité familiar aprobó mi plan de venir a ver Ciencias de la Tierra, emprendí un pequeño viaje muy particular en el tiempo al desempolvar memorias entrañables.

IMG_1586MAGAPIX

Todo está casi como lo recuerdo, la imponente reconstrucción de los huesos del mamut continúa siendo la atracción de bienvenida del museo, la estructura bastante bien mantenida, los pisos de azulejo y parquet, los faroles y las dos rampas de escaleras forjadas de  hierro, solo que en estos días, ya no hay acceso al primer piso más que en los recorridos especiales de las Noches de Museos.  

IMG_1572MAGAPIXTienen el fósil de hace 70 millones de años del primer dinosaurio tipo boca de pato, que fue el primero que los técnicos de la UNAM recolectaron y armaron para su exhibición. Son impresionantes los tamaños de armadillos prehistóricos y los primeros caballos y elefantes.

IMG_1601MAGAPIX

Por suerte no defraudé a mis invitados y estaban fascinados por ver tan interesante museo, que además se recorre muy a gusto al ritmo de mi par de pequeños incansables.

Una sala que antes no existía es la que está en el subsuelo. Así que no te vayas sin ir a esa sala subterránea donde hay una exposición interactiva de la evolución de los planetas que es muy al estilo de Universum, donde no sólo se exhiben cosas interesantes, sino que los niños pueden experimentar con consolas y diferentes estaciones y maravillarse con los primeros años del planeta Tierra, la formación de los continentes y hasta la destrucción de la era de los dinosaurios.

IMG_1617MAGAPIXEstábamos casi listos para irnos a comer, soló que venir a la Santa María sin visitar el hermoso Kiosco Morisco y entrar un rato para verlo desde todos los ángulos, es impensable.  Simplemente, nos cruzamos y recorrimos este hermoso ícono hasta que al grito unísono de “¡Tenemos hambre!”, tuvimos que irnos de ahí.

Museo de Geología de la UNAM

Jaime Torres Bodet, 176

Col. Santa María La Ribera, CDMX

Anuncios

Con cerveza no hay tristeza

Una de las bebidas alcohólicas más populares en México entre los jóvenes -y no tan jóvenes-, es la cerveza. De acuerdo a la experiencia de un bar tender en el Mercado del Carmen en San Angel, Ciudad de México, las mujeres eligen tomar cerveza oscura y amarga, mientras que los hombres prefieren sabores más frescos y optan por la cerveza rubia.

En general, dicen que clientes antojados de cerveza llegan solicitando tres cosas principales:

1) La que pegue más fuerte (que contenga más porcentaje de alcohol),

2) La que sea más refrescante o,

3) La más ligera.  Pero si quieres experimentar a deleitarte con una cerveza, la cosa no es tan simple.

Los gustos personales de sabores y densidades es importante tenerlos en cuenta, porque eso de pedirlas “en botella o en tarro” es lo de menos, pues hay más de 500 variantes de cerveza artesanal, y si quieres que tu experiencia sea lo más agradable y gourmet posible, hay que ver con qué otros sabores de comida quieres combinarla.

Aunque en los últimos años la cerveza artesanal ha tomado un auge muy importante, aún está lejos de competir con las marcas industriales, sin embargo, la buena noticia es que hoy 17 de mayo 2018, abre sus puertas la primer maltearía independiente en México, en la ex Hacienda San Antonio Virreyes,  Puebla, que abastecerá a productores de cerveza artesanal en México.

Industrial o artesanal, la cerveza es una bebida deliciosa y que además tiene una historia detrás, pues hay quienes aseguran que su origen se remonta a la historia misma de la humanidad, siendo de las primeras bebidas fermentadas que se conocieron. 

En México, incluso antes de la conquista española, ya existían bebidas espirituosas previas a la cerveza como los aguardientes, pulques, chinguiritos, tepaches, vinos de caña o mesquite, ponches y algunos más con nombres impronunciables como la chicha, la zambubia y el tesgüino. 

Pero la primer fábrica del continente americano, se fundó precisamente en México (cuando su nombre era Nueva España) y con el permiso del emperador Carlos V, el empresario sevillano Alonso de Herrera fundó un primer un establecimiento cervecero en el año de1544.

Siglos han pasado desde entonces y actualmente la cerveza no sólo representa uno de las bebidas con infinidad de variantes, densidades y sabores, sino es una de las industrias que promueven la cultura y turismo nacional y aunque en diferentes países se le hace honor a la cerveza en diferentes fechas, el Día Internacional de la Cerveza se instituyó el 4 de agosto.

En México los precios pueden variar entre 45 y 100 pesos y hay cervezas artesanales de producción nacional o importada.  Y algo que te aseguraran los que venden esta bebida es que si te animas a probarla: Con cerveza no hay tristeza.

El Rincón de las Solteronas

Hay un club de solteronas y no fui yo la fundadora… aunque hace unos añitos mis hermanas que seguro no me dejarán mentir, juraban que me iba quedar para vestir santos porque no veían claro para cuándo me iban a sonar las campanas dando el “sí” junto el altar….  A lo mejor si hubiera sabido de la existencia de este rincón de solteras para poner un San Antonio de cabeza me daba una vuelta, pero ¡no! me enteré hace poco que existe y está en México.

Y es que si hay rituales para proteger el aura de envidias, mal de ojo, o limpiar la energía de inimaginables cosas que la gente busca ahuyentar en su vida, también hay ritos muy especiales para atraer el amor. Los famosas escénicas de pachuli, de “ven a mí” o directamente bañarse de pies a cabeza con menjurjes y una gran dosis de fe, juegan un papel importante para que lugares como el Mercado de Sonora sigan atendiendo a muchas personas con toda la esperanza y convicción de que sus deseos van a cumplirse.

El Mercado de Sonora tiene todo eso y más, pero el Rincón de las Solteronas está en otro lado.

Hay que hacer primero un viaje a la bella ciudad michoacana de cantera rosada: Morelia.  Si ya vives ahí y quieres probar suerte para ver si encuentras por fin un amor que te haga piojito, pues no dudes en ir al Restaurante San Miguelito, donde vas a encontrar no uno, sino 800 San Antonios y todos están de cabeza.

Así que si sientes que ya te llegó el momento en que quieres buscar el amor con una ayudita de fuerzas esotéricas o palancas del más allá, pero te da cosa la cuestión de la santería, San Miguelito te va a gustar. A parte de que está muy lindo el lugar, la comida y bebida son de lo mejor, seguro te la vas a pasar bien.

Ve decidido a hacer todos los rituales que te digan ahí mismo. Pregunta por el de las monedas, la veladora y las vueltas alrededor del San Antonio mayor.  Algo importante es escribir sin nada de vergüenza todas tus peticiones en el libro de visitas. Mientras más específico seas en cuanto a los requisitos que quieres que tenga tu pareja ideal, será mejor. Hombres y mujeres que han hecho esto y cuyas historias de amor se volvieron realidad, regresaron con foto a dar las gracias a este santo adorado y todos esos recuerdos permanecen en este pequeño espacio como prueba de que San Antonio si cumple.

Ahora que si te enteraste por este medio, hiciste el viaje, el rito y además te resulta, creo que  lo que corresponde es que también nos publiques una foto con tu adorado tormento para que mandemos muchos abrazos y aplausos virtuales por acá. ¿Te animas?

Inspiración

En la Ciudad de México tenemos espacios y museos de arte para aventar para arriba, pero al estar a la mano o por pensar que están tan cerca ¡no vamos! o no nos hacemos el tiempo para ir tan seguido como quisiéramos.  Al estar de viaje y saber que hay un deadline para volver a casa, intentas aprovechar lo más posible para conocer lugares increíbles y algo así me sucedió en el Museo de Arte Moderno de Manhattan.

El MoMA, aclamado por ser el lugar por excelencia para fomentar la creatividad, encender mentes y proporcionar inspiración cumple todas esas premisas y aún más.  No importa si eres un exigente y apasionado por el arte o, algo así como un observador entusiasta, definitivamente es una parada obligada en Nueva York.

Me emocioné mucho cuando en medio de la exposición “Being: New Photography” había una foto que al parecer la autora tomó ni más ni menos que en un museo ¡de México! Al ver la foto pensé que seguro fue en el Museo de Antropología… pero después dudé si habría sido más bien en Universum.

Junto a esta fotografía había una enorme y compleja explicación sobre el papel de los lentes y ángulos para retratar la realidad; los puntos de vista en que los fotógrafos deciden mostrarla y de paso, una reflexión sobre la percepción de la realidad en los primeros años del planeta Tierra en comparación con la actualidad.

Sofía Borges, originaria de Brasil, seguramente se inspiró en un viaje a Mexico para detonar su creatividad y crear su propia visión ahora expuesta en uno de los museos de arte más famosos del mundo.

Y como ella, muchos otros fotógrafos, pintores y escultores que tienen una idea van enriqueciéndola con influencias de sus propias vivencias y la expresan a través del arte.

Las salas de museos nos muestran mucho más que creaciones de artistas destacados, sus ideas y visiones del mundo.  Estos espacios nos enseñan también algo sobre nosotros mismos, incluso de nuestras preferencias como audiencia.

Me desmentirán curadores, expertos en arte o el propio personal que resguarda en cada sala pero siempre habrá autores más “populares” que otros.

Por ejemplo, mientras estuve ahí había cuadros que estaban casi sin espectadores, cuyos autores fueron grandes exponentes de la pintura y escultura, pero sus cuadros sin muchos ojos y sentidos respirando su creatividad… prácticamente estaban sin gente, mientras que otros gozaban de mayor audiencia.

La visión de algunos artistas tienen formas muy particulares de expresarse con las que simplemente no comulgamos y otros en cambio, nos vuelan la cabeza con su genialidad.  Pero ¿qué será lo que nos atrae más? ¿la obra en sí?, ¿un cuadro en particular? o, ¿las vivencias mismas de estos míticos autores?

Somos nosotros los responsables de interactuar con esas formas que nos presentan diferentes artistas que en épocas diferentes pudieron plasmar su creatividad.  Acudir a salas de museos es un buen ejercicio para la inspiración propia -y no porque éstas sean los únicos sitios para apreciar creaciones artísticas-, pero ya sea que estamos de viaje o en nuestra propia ciudad, estos espacios son ideales para conocer visiones de grandes genios del arte de todos los tiempos.