Carretera

Esto de salir a carretera tomando caminos supuestamente seguros y conocidos, es como una moneda al aire: el resultado es incierto.

Al planear este viaje de fin de semana pensamos en algo cerca de Ciudad de México, pero lo suicientemente lejos para hacer un desconecte de la cotidianidad.

Antes de decidirnos, nuestra primera opción era la Autopista del Sol, que conduce a Cuernavaca y Acapulco, ambas ciudades consentidas por estar a poca distancia del Distrito Federal.

Dudamos mucho para tomar
esa ruta porque de un tiempo a la fecha hay una oleada de violencia y poca seguridad hacia allá, así que aprovechamos para apuntar la brújula en otra dirección y conocer así un nuevo destino.

Emprendimos entonces la salida por la carretera a Toluca y justo al pasar la primer caseta de cobro, un convoy de policias federales que no precisamente parecía un comité de despedida, sino un rastreo de cierto tipo de automóviles bastante exahustivo, estaba bajando a los viajeros que tenían la mala suerte de tener justo ese tipo de coche… Menos mal que según nosotros habiamos tomado la ruta segura!

5 pensamientos en “Carretera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s