El presagio de los aztecas

El símbolo del águila sobre un nopal devorando la serpiente, escudo de la bandera mexicana, es la imagen que marcó el cumplimiento de la profecía que buscaban los aztecas  para fundar Tenochtitlan.   El presagio se revela ante los ojos incrédulos de los mexicas.

Este momento está plasmado en el Monumento a la Fundación que representa  a los aztecas llegando a la tierra prometida, después de un largo peregrinar.   Está conformado por dos esculturas que se pueden encontrar a la altura del número 2 de la calle Pino Suárez, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Lo que no se puede ver a pie de calle es la base del monumento que es ni más ni menos, la imagen del Códice Mendocino elaborado con mosaicos de colores, que nos recuerda que la nación mexicana, tal como lo vieron los tenochcas a su llegada, era un paisaje rodeado de agua.

La “X” que se ve en el centro del códice representa los canales que conectaban hacia los cuatro grandes barrios o secciones que en aquel momento existían, además de diferentes símbolos que hablan de una lectura figurativa con personajes, elementos ecológicos y hasta fonéticos que revelan un espacio geográfico: La Gran Tenochtitlan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s